LA CAL EN LAS PISCINAS

La cal es uno de los problemas que más quebraderos de cabeza da a los propietarios de piscinas. Persistente, desagradable y difícil de eliminar, es común encontrarla en piscinas donde el agua procede de un pozo y no de la red, de donde suele venir tratada.

Los sedimentos de cal se pegan en tuberías, paredes y líneas de flotación volviéndolas ásperas con el tiempo, formando una capa blanca que cada vez se hace más difícil eliminar. Además, un exceso de cal en la piscina puede ser agresivo para la piel y provocar picores o resecarla.

En este artículo, trataremos de explicarte qué es y por qué aparece, y te daremos algunos consejos para evitar que sea un verdadero problema en tu piscina.

¿QUÉ ES LA CAL? ¿POR QUÉ APARECE?

El óxido de calcio (CaO) o cal es una sustancia natural compuesta principalmente por calcio y magnesio cuya concentración varía en función de la dureza del agua, esto es, su nivel de mineralización, el cual depende del tipo de rocas que tienen contacto con ella desde su origen y del terreno por donde fluya.

Un agua calcárea es un agua dura, y contiene un alto nivel de concentración de estos minerales, de lo contrario, estaríamos hablando de un agua blanda.

En España la dureza varía según la zona, según el último MAPA elaborado por la OCU:

La cantidad de cal del agua se mide en grados de dureza. En nuestros Test Kits medimos la dureza calcárea en “partes por millón” (ppm) y recomendamos un valor de dureza ideal de 250 a 500 ppm.

La dureza del agua es un parámetro bastante significativo de su calidad, aportando distintas cualidades al agua.

  • Las aguas blandas son agresivas y facilitan la disolución o corrosión de los metales en las tuberías y otros elementos metálicos (escaleras, focos, embellecedores de proyectores LED, camas de hidromasaje, bicicletas acuáticas, etc.) o daños en el vaso de la piscina.
  • Las aguas duras generan turbidez, incrustaciones, obturación en los filtros y tuberías o rugosidades y manchas en la superficie de la piscina

La cal se disuelve mejor en agua fría que en agua caliente, por eso en piscinas con bombas de calor el riesgo de sufrir incrustaciones calcáreas es mayor.

¿CÓMO MEDIR LA CAL EN LA PISCINA?

Medimos la cal en la piscina conociendo el valor de la dureza cálcica.

En el ámbito doméstico de una piscina privada, medir la dureza cálcica del agua es posible gracias a los TEST KIT de TIRAS DE ANÁLISIS, que incluyen este parámetro.

Dentro de esta categoría de productos, podemos encontrar opciones más básicas, como las TIRAS DE ANÁLISIS o bien, equipos más precisos como FLEXITEXTER.

A nivel profesional, en piscinas públicas o comunitarias, sin duda son los FOTÓMETROS los que nos darán el resultado exacto de la dureza de nuestra agua. En PQS trabajamos principalmente dos modelos: POOL LAB 1.0 y PRIMELAB 2.0

¿CÓMO SUBIR O BAJAR LA DUREZA CÁLCICA?

Para equilibrar la dureza cálcica del agua, y ajustarla a los valores recomendados en piscinas, entre 250 a 500 ppm, debemos seguir los siguientes pasos:

  • Equilibra el pH entre 7,2 y 7,6
  • Limpia la suciedad superficial, para eliminar cualquier contaminante
  • Ajusta la alcalinidad, entre 80 y 120 ppm.

Una vez hecho esto, analiza la dureza cálcica del agua:

FOTO PRODUCTO
INCREMENTADOR DUREZA CÁLCICA 5 KG
  • Si necesitas bajar el nivel de dureza, lo más sencillo es bajar el nivel del agua y reemplazarla con agua de la red, pero esta no es la opción más sostenible. Bajar la dureza del agua es complicado, puede conseguirse con equipos descalcificadores específicos, y como siempre recomendamos, con la ayuda de profesionales especializados.

No obstante, tratar la cal de la piscina, evitando que se formen incrustaciones es posible gracias a productos especialmente diseñados para ello.  

¿CÓMO EVITAR LA CAL DE LA PISCINA?

Existen productos en el mercado para el mantenimiento regular del agua que evitan la formación de incrustaciones calcáreas en piscinas, porque poseen propiedades dispersantes de sales de calcio, magnesio, hierro y manganeso. En nuestro catálogo de productos químicos destacan dos:

  • PQS ANTICAL CONCENTRADO 1 L utilizado de manera periódica en el agua con el tratamiento de desinfección habitual, facilitará su mantenimiento y limpieza.

LIMPIAR LAS PAREDES CON CAL

Limpiar una pared de la piscina con incrustaciones calcáreas no es tarea sencilla. Además, si no se realiza de forma adecuada, podemos dañar la superficie tratada de manera drástica.

Normalmente, las paredes de piscinas se limpian con limpiadores específicos cuya composición se basa en ácidos como el clorhídrico, que requieren que trabajemos extremando precauciones, con guantes, gafas que nos protejan de salpicaduras, etc.

A la hora de utilizar estos limpiadores, hay que tener en cuenta:

  • Extremar todas las medidas de seguridad y precaución
  • Utilizar sólo las dosis recomendadas, siguiendo las indicaciones de uso
  • No usar cepillos o estropajos abrasivos para frotar
  • Elimina con abundante agua los restos del limpiador antes de volver a llenar la piscina para el baño.  

Si después de leer el artículo te queda alguna pregunta, o quieres compartir tu experiencia tratando la cal de tu piscina, no dudes en escribirnos .

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.