Añadir nuevo comentario

CLIMATIZACIÓN con BOMBA DE CALOR

Un agua climatizada nos permite disfrutar del baño durante más tiempo y más a menudo. De todos los medios previstos para calentar el agua de piscinas o spas, la BOMBA DE CALOR es la opción que presenta los resultados más interesantes para aumentar nuestro bienestar y confort, al mismo tiempo que su tecnología evoluciona para optimizar el consumo energético. Además, la amplia variedad de equipos en el mercado nos permite encontrar opciones económicas, asequibles a un público mucho más amplio de lo que pueda imaginarse en un principio. 

El funcionamiento de cualquier BOMBA DE CALOR consiste básicamente en transferir las calorías del aire ambiente al agua de la piscina.  El rendimiento es óptimo con un ratio de 4, es decir, cuando para 1 kW de energía consumida restituye 4 kW en el agua de la piscina o spa. En términos generales la temperatura suele subir de  1,5 a 2 grados por día de media.

Antes de elegir una BOMBA DE CALOR debemos tener en cuenta que la temperatura del agua está directamente relacionada con el marco ambiental donde se integra la piscina o spa, por lo que hay que evaluar muchos factores externos.  

Al mismo tiempo, para que una BOMBA DE CALOR funcione no hay que olvidar que éstas se alimentan del aire ambiente, por lo que es recomendable instalarlas en un espacio exterior y despejado para que capte un máximo de calorías. También hay que prever un punto de luz cercano ya que tiene que estar conectada a la red eléctrica.

Por su propio funcionamiento, la BOMBA DE CALOR remueve mucho aire por lo que puede provocar ruido, así no bastará con elegir un equipamiento de calidad con óptimos resultados acústicos, sino que será muy importante localizar bien su emplazamiento en el espacio

Factores tan importantes como el clima de la zona, el tamaño de la instalación, el grado de confort deseado, la frecuencia de baño y otros aspectos determinarán la solución que más se adapta a nuestras necesidades de CLIMATIZACIÓN, proporcionándonos el bienestar y la tranquilidad que deseamos, y minimizando el consumo eléctrico.

Consideraciones para elegir una BOMBA DE CALOR:

  • Localización geográfica y balance térmico de la zona. Los cambios de tiempo, el grado de insolación, el clima, la frecuencia de lluvia, la altitud…. La temperatura del agua está directamente relacionada con el marco ambiental donde se integra la piscina o spa. Por ejemplo, a mayor temperatura ambiente, mayor potencia necesitará la bomba. También el lugar de instalación influirá en el rendimiento.
  • Características de la Piscina / Spa. Es fundamental conocer el tamaño o volumen para saber los litros que la BOMBA DE CALOR tiene que calentar, así como el caudal de agua, para tener especial atención y no instalar una BOMBA DE CALOR muy potente en una piscina relativamente pequeña.
  • Grado de confort o bienestar deseado, junto con la frecuencia de baño, serán muy importantes para conocer las necesidades de nuestra piscina o spa.
  • Coeficiente de Rendimiento (Coefficient of Performance - COP) es uno de los datos que mejor mide la eficacia de una BOMBA DE CALOR. El COP del aparato es el porcentaje o ratio entre la potencia consumida y la potencia entregada. Las BOMBAS DE CALOR en lugar de producir calor como en las resistencias eléctricas, trabajan moviendo el calor usando energía, de ahí que el COP se defina como el cociente entre la potencia de calefacción y la potencia eléctrica absorbida en unas condiciones específicas de temperatura con la unidad a plena carga. A mayor COP, mayor potencia de calefacción y mayor rendimiento, aunque este valor dependerá siempre de las condiciones de uso.
  • La compatibilidad con la instalación eléctrica y la potencia contratada debe estar verificada. Las BOMBAS de calor pueden ser MONOFÁSICAS o TRIFÁSICAS.
  • Temperatura mínima de funcionamiento. Por ejemplo, nuestra BOMBA DE CALOR POWERLINE CLASSIC funciona hasta una temperatura ambiente de -2ºC según su fabricante Hayward y cuenta con un sistema automático de desescarche por inyección de gas caliente que la protege de la bajada de temperaturas. Asimismo, cuenta con una funda para la época invernal.
  • Tipo de Gas refrigerante, influye también en el rendimiento. La BOMBA DE CALOR POWERLINE CLASSIC incluye el refrigerante R410A, uno de los más eficientes hasta el momento ya que alcanza temperaturas superiores y tiene mejor comportamiento con bajas temperaturas.
  • Nivel sonoro, uno de los mayores inconvenientes de las bombas de calor. Es importante conocerlo antes de elegir la BOMBA DE CALOR que instalaremos.
  • Cubierta de Piscina / Spa o manta térmica. Utilizarla es imprescindible para sacar el máximo rendimiento a la bomba, evitando la evaporación, ahorrando agua y el uso de productos químicos, al mismo tiempo que mantiene limpia la piscina y nos frena la pérdida de calor.

La tarea de elegir una BOMBA DE CALOR que mejor se adapta a las necesidades de una piscina o spa no es sencilla, siempre aconsejamos el asesoramiento de profesionales cualificados y con experiencia en la materia.

Desde PQS os recomendamos las BOMBAS DE CALOR de HAYWARD: POWERLINE CLASSIC Y ECOPAC. Puedes consultarlas en nuestro catálogo de PISCINAS 2016. Si estas bombas no cumplen los requisitos buscados, no dude en consultarnos cualquier duda particular a través de Facebook, la web, por teléfono, correo electrónico, o comentando este post.

¡Os deseamos un feliz otoño y esperamos que disfruten de la climatización de sus piscinas y spas el mayor tiempo posible!

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres o no un visitante humano

Marcas

 
logo pqs
certificación Bureau Veritas
certificación Bureau Veritas

Síguenos en Facebook

imagen 50 aniversario
                 

Hoja de ingredientes